Pilar Moreno. FOTO: comcadiz.es

El pasado 19 de octubre se conmemoraba el Día contra el Cáncer de Mama, incluido en un mes que la Organización Mundial de la Salud dedica, íntegro, a la lucha contra este tumor. Aprovechando la efémeride hoy en La Mañana de Radio Ubrique, nos hemos acercado a los especialistas médicos que diariamente dedican su labor profesional a la lucha contra el cáncer. Para ello y en colaboración con la delegación de Salud del Ayuntamiento de Ubrique, hemos conversado con la cirujana y responsable de la Unidad de Patología Mamaria del Hospital Puerta del Mar de Cádiz, Pilar Moreno.

Según las estadísticas, una de cada ocho mujeres van a tener cáncer de mama, sin embargo, este es el que mejor pronóstico tiene, ya que “ha aumentado la incidencia pero ha disminuido la mortalidad”. El motivo, nos la apuntaba Moreno, el diagnostico precoz, “ahora llegamos antes” y un conjunto de causas, tales como el retraso de la maternidad, el abandono de la lactancia materna, el uso de anticonceptivos a edad temprana, las causas dietéticas y la contaminación ambiental. En definitiva, nuestra forma de vida es la que hace que el mundo accidental tengan más casos de cáncer de mama. Esto, junto con la detección precoz, provoca que cada vez afecte a mujeres más jóvenes. En 2002 se iniciaba la Unidad de Patología Mamaria del Puerta del Mar, atendiendo a 80 casos, en la actualidad este equipo atiende cada año unos 200 casos de cáncer de mama.

La responsable de este equipo médico, nos ha relatado el procedimiento que se lleva a cabo en el momento en el que una paciente es tratada en la Unidad y como en las últimas décadas ha evolucionado. Ahora “es fundamental que la paciente decida, la inclusión de la paciente en la toma de decisiones, para ello hay que informarles de su situación las veces que haga falta”. El abordaje multidisciplinar en sesiones clínicas, con todos los profesionales incluidos en el tratamiento de la enfermedad es otra de las claves que apuntaba Moreno.

Hace 30 años se optaba por las mastectomías, para combatir el cáncer de mama, Moreno nos explicaba como los estudios realizados en Europa y EEUU, dieron lugar a una cirugía conservadora de la mama. Se quita el tumor, se conserva la mama y se actúa y vigila los ganglios de la axila. Después se aplica radioterapia o quimioterapia, según la gravedad. La reconstrucción inmediata de la mama en el tiempo en el que se realiza la mastectomía es otra posibilidad. Con las limitaciones obvias del cuadro que presente, cada paciente puede decidir que hacer con su cuerpo, involucrándose así en su propia cura.

Al margen del riesgo que presentan las herencias genéticas, (un cinco por ciento de los cánceres de mama son hereditarios), Pilar Moreno ha querido incidir en los cuatro signos de alerta que toda mujer debe tener en cuenta, estos son; el nódulo mamario, la retracción del pezón, la secreción de sangre y el color anaranjado, rojizo de la mama.

Pilar Moreno Responsable de la Unidad de Patología Mamaria del Hospital Puerta del Mar de Cádiz