Desde ayer cualquier visitante, sufra o no alguna discapacidad, puede disfrutar al completo las dos plantas expositivas del Museo de la Piel. Así lo destacaba hoy en ‘La Mañana’ una de sus técnicas, Maribel Lobato, una vez que entraba en funcionamiento finalmente el ascensor del edificio del Convento de Capuchinos y por tanto quedaba eliminada la última gran barrera arquitectónica existente en las instalaciones.

En realidad, desde su apertura al público hace años, el ascensor nunca llegó a ser puesto en marcha. Ayer se recibían las autorizaciones correspondientes después de los trabajos técnicos realizados por el Ayuntamiento para que definitivamente se posibilite el acceso de cualquier persona a todas las instalaciones.

Maribel Lobato lo ha subrayado como una de las principales novedades en el Museo de la Piel, que durante el verano a pesar de las altas temperaturas ha registrado más de mil visitantes de media al mes. Según nos explicaba, la mayor parte siguen siendo turistas nacionales, si bien aumenta la afluencia de otras nacionalidades, alcanzando ya más de un centenar de visitas mensuales.

Además, como es habitual septiembre marca la reactivación de las visitas, y ya cuentan con un gran número de reservas hasta el mes de noviembre.

En todo ello está teniendo gran importancia el boca a boca, pero también la promoción a través de Internet. Así, por ejemplo, el portal TripAdvisor ha entregado ya al Museo de la Piel dos círculos de excelencia, albergando decenas de opiniones muy positivas sobre la visita a las instalaciones.

Junto a la muestra ‘Manos y Magia en la Piel’, el Convento acoge estos días la exposición de las obras participantes en el LII Certamen Andaluz de Pintura ‘Villa de Ubrique’. Hasta el 30 de septiembre puede ser visitada en el horario de apertura del Museo.

Maribel Lobato, técnica del Museo de la Piel