Los cultos en honor a la Patrona de Ubrique finalizaron ayer con la celebración de la Misa del Voto hecho en 1855 y el regreso de la imagen hasta su templo, el Convento de Capuchinos. Culminaban así doce jornadas dedicadas a Nuestra Señora de Los Remedios que un año más han vuelto a contar con un gran respaldo por parte de los ubriqueños. Por este motivo, Aurelio López, Hermano Mayor de la Hermandad, ha agradecido la gran afluencia a cada uno de los cultos, y la colaboración de colectivos y entidades en su desarrollo.

Desde el propio traslado, que ya contó con gran respaldo y como novedad con el acompañamiento musical por parte de la Agrupación del Santo Cristo del Calvario, hasta la celebración de la Novena con el lleno absoluto de la Parroquia cada tarde y más de 200 personas de media durante la misa matinal.

El recorrido procesional el día grande de su festividad volvió a registrar una afluencia masiva a pesar del calor, y también ayer en el regreso a su templo durante la procesión con motivo de la festividad del voto realizado en 1855. Aurelio López destacó el gran trabajo de la Agrupación del San Antonio que se supera cada año, llegando en esta ocasión hasta un total de trece alfombras de sal en la calle Torre.      

Aurelio López, Hermano Mayor de la Hermandad Nuestra Señora de los Remedios