La imagen de una rana de San Antonio sobre cardos ha sido seleccionada en la categoría de “Otros Animales”, en el concurso francés Photo Montier 2017. La obra del fotógrafo de naturaleza ubriqueño, Andrés Domínguez, fue captada en marzo de este año en la zona de Prado del Rey y le ha valido al autor la Mención de Honor que podrá convertirse en premio, en la gala que tendrá lugar en noviembre durante el Festival Internacional de la Fotografía de Animales y de la Naturaleza que se celebra en Montier-en-Der.

Este concurso internacional, que se encuentra entre los diez más importantes del mundo, no le es ajeno al ubriqueño que ya obtuvo reconocimientos en 2013 y 2015. Su imagen ha sido seleccionada junto con otras 113 entre un total de 11.500 trabajos presentados. Hoy en el Taller de Fotografía que cada jueves le ofrecemos en La Mañana de Radio Ubrique con Manuel Canto, hemos conversado con Domínguez del concurso, pero sobre todo de los elementos fundamentales que debe de tener en cuenta un fotógrafo de naturaleza para participar en ellos y realizar un buen trabajo.

Andrés Domínguez. FOTO: dendrocopos.com

Para ambos expertos es fundamental los conocimientos de fotografía y del medio natural cuyos instantes se pretende captar, para ello hay que ser observador, paciente y tener alma de naturalista, sintiendo verdadero aprecio por el entorno. Para además ser premiado en los concursos, hay que introducir otro elemento más, la creatividad del autor, para plasmar así una escena diferente.

Andrés Domínguez se dedica a la fotografía de la naturaleza de forma autodidacta desde hace más de 20 años. Ha obtenido diversos premios de prestigio internacional y publicado sus trabajos en medios especializados, tales como  The Washington Post, The Times, Daily Mail, Fototelegraf (Rusia) o National Geographic Magazine y Birding Magazine (revista estadounidense especializada en aves), entre otros.

Por otro lado, en el programa de hoy, Manuel Canto nos ha explicados diferentes conceptos básicos para dominar la práctica fotográfica. Si la pasada semana nos aleccionaba sobre las cámaras que podíamos adquirir para iniciarnos en este mundo, hoy se ha centrado en su uso, dando a conocer los conceptos de ISO, diafragma y velocidad de obturación, elementos  primordiales para controlar la luz. Comprendiendo su funcionamiento, entenderemos en gran medida la base de todo dispositivo fotográfico.

El ISO es la sensibilidad del sensor, la capacidad de respuesta de la antigua película analógica ante la luz, cuanto mayor es el ISO, más sensible es la película o sensor. De este modo en condiciones de escasez de luz deberemos subirlo y al contrario con exceso de luz. El diafragma (se representa con la letra f) es el dispositivo de la cámara que permite que entre la luz,  abriendo más o menos definimos la cantidad de luz que llega al sensor o película. La velocidad, representada en fracciones, controla el tiempo de apertura del diafragma y por tanto, el tiempo durante el cual llega luz al sensor o película. Una velocidad mayor te permitirá congelar sujetos en movimiento. Los detalles en:

Taller de Fotografía con Manuel Canto 20 de julio