rescate nocheLos bomberos del Grupo de Rescate en Montaña del CBPC con sede en Ubrique llevaron a cabo ayer la quinta salida a la Sierra en a penas mes y medio para rescatar a senderistas. A diferencia de las cuatro anteriores, en esta ocasión el auxilio no debió producirse por accidente de alguna persona, sino por su desorientación.

Se trató de un rescate curioso, por cuanto se trataba de dos parejas perdidas -una pareja de Jerez y una pareja de holandeses-, cada una realizando su propio trayecto, y que se encontraron por casualidad en medio de la Sierra, en concreto en la zona de Navazo Hondo (Villaluenga).

La llamada al GRM se producía en torno a las 19,00 horas, organizándose tres equipos de bomberos, que cubrirían la ruta de Puerto Ruiz en Villaluenga hasta Navazo Hondo, el trayecto que va de Covezuela hasta Navazo Hondo, y un tercero la zona de Navazo Alto. Una vez contemplado el posible desplazamiento de los senderistas, éste último grupo de bomberos se une al que realiza la ruta desde Puerto Pedro Ruiz.

Navazo_HondoLos bomberos localizaron a los excursionistas en Cancela de Navazo Hondo en torno a las 21,30 horas, proporcionándoles agua y ropa de abrigo, ya que presentaban síntomas de hipotermia, deshidratación y cansancio, y acompañándolos a pie por un sendero de montaña en un trayecto de 2,5 km hasta Covezuela. La Guardia Civil de Grazalema los trasladó en sus vehículos hasta dicha localidad.

En el operativo intervenían 6 bomberos del Grupo de Rescate en Montaña del CBPC con sede en Ubrique con un vehículo todoterreno, siendo necesarias más de tres horas para completar la actuación. El servicio finalizaba a las 22,15 horas con la llegada al parque de los vehículos. En el lugar, también se encontraban cuatro efectivos de la Guardia Civil de Grazalema y dos guardas forestales.

Como consejos para los senderistas, se recuerda conocer la zona que se recorre, avisar a familiares del lugar al que se dirigen, salir a primera hora del amanecer (y no a las 14,00 horas como es este caso), además de ir pertrechados con ropa de abrigo e iluminación, aspectos que al parecer no cuidaron ayer estos senderistas.

Carlos Chacón, integrante del Grupo de Rescate en Montaña de Ubrique