muralla 1La segunda fase de los trabajos de restauración en la Muralla Ciclópea del yacimiento arqueológico de Ocuri llegan a su recta final con la recolocación de las últimas piedras. Hoy en ‘La Mañana’ hemos conversado con Luis Javier Guerreo, codirector de la excavación, quien en referencia a las pintadas aparecidas semanas atrás ha confirmado que afortunadamente parecen ser de fácil limpieza a nivel técnico.

En estos momentos, trabajadores de la empresa constructora Ciucu en coordinación con los arqueólogos se están encargando de la reubicación de las piedras ciclópeas a su lugar de origen, la tarea más complicada y difícil por el porte y peso de algunas de las rocas. Una de las mayores piedras cuenta con un peso de entre 3.500 y 3.800 kilos.

muralla 2Una vez finalizada en los próximos días esta fase, los arqueólogos de la empresa Oppidum Gestión Cultural y Arqueológica, que está acometiendo la restauración, se centrarán en la cara interior de la muralla, para finalizar con la creación de drenajes que eviten en el futuro que vuelvan a repetirse los desprendimientos.

Luis Javier Guerrero también se ha referido a las pintadas y daños registrados semanas atrás en el yacimiento arqueológico, lo que calificó como «una experiencia devastadora en el plano emocional», pero que desde el punto de vista técnico precisó que serán fácilmente subsanables gracias a que el autor/es utilizaron un spray de muy mala calidad. En su opinión, «no se trató de un acto vandálico, sino de un acto premeditado».

mausoleoLos trabajos de limpieza se desarrollarán en cuanto que el proyecto de restauración, elaborado por Luis Iglesias, cuente con la autorización de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía. Además, para evitar nuevos episodios de estas características se han adoptado distintas medidas de seguridad en la zona.

En mayo de 2012 la Muralla Ciclópea sufría importantes daños, con el desplome de en torno a un 15% de la muralla, de la que actualmente se conservan unos 26 metros de longitud, con una altura de 3 metros y una anchura media de 2’14, de los 40 metros aproximadamente que se calcula que tendría originariamente este muro defensivo que data del siglo V antes de Cristo.   .

muralla 3Con un presupuesto de 6.000 euros, la actual intervención arqueológica se inició el pasado 7 de abril, por parte de la empresa Oppidum Gestión Cultural y Arqueológica, que integran el propio Luis Javier Guerrero y Jesús Román, codirectores de los trabajos

El equipo se completa con dos auxiliares de arqueología aportados por el Ayuntamiento, y la colaboración de los integrantes del Taller de Empleo de Ocuri y la arqueóloga municipal María Campos.

El proyecto, autorizado por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía y financiado íntegramente por el Ayuntamiento de Ubrique, tiene como objetivo final contribuir a una nueva puesta en valor del yacimiento arqueológico, para lo cual se prevén otras mejoras en aspectos como la señalización.

Luis Javier Guerrero, codirector excavación arqueológica 2014 de Ocuri