Múnich es la capital, la mayor y la más importante ciudad del estado federado de Baviera, después de Berlín y Hamburgo, es la tercera ciudad de Alemania por número de habitantes. Se encuentra sobre el río Isar, al norte de los Alpes Bávaros” (wikipedia).

Hoy con el espacio de Viajes que cada viernes nos ofrece desde Viajes Carrefour, Jorge Carrasco, nos hemos trasladado a Múnich, uno de los destinos turísticos preferidos de Alemania, una ciudad que ha sabido combinar tradición y modernidad.

Cuna del movimiento nazi y el nacionalsocialimo que surgió tras la Primera Guerra Mundial, Múnich quedó destruida por los bombardeos sufridos durante la Segunda Guerra Mundial. Tras una intensa rehabilitación la ciudad fue perfectamente reconstruida y se convirtió en uno de los destinos turísticos más atractivos y populares de Alemania. De hecho, Múnich es un centro internacional de negocios, cuenta con dos universidades de investigación que reflejan el desarrollo en la ingeniería, la investigación y la medicina, de hecho la ciudad es sede de varias compañías multinacionales de tecnología, en ella encontramos por ejemplo el Museo BMW, como uno de los principales atractivos turístico.

En nuestro recorrido por la ciudad, hemos conocido la popular Cervecería Hofbräuhaus que data de 1.589, monumentos emblemáticos como el Palacio de Nymphenburg, las puertas de la ciudad o el mercado Viktualienmarkt, un mercado de alimentos con una superficie de 22.000 metros cuadrados, con más de 140 puntos de venta.

Si nuestra visita es a finales de septiembre podremos conocer el evento más importante de Múnich, el Oktoberfest que se desarrolla entre los meses de septiembre y octubre, congregando cerca de 6 millones de personas. La fiesta nació fruto de las celebraciones populares que se produjeron para festejar el matrimonio entre el Príncipe Luis I de Baviera y Teresa de Sajonia en el año 1810, tuvo tanto éxito que desde entonces ha continuado creciendo hasta convertirse en uno de los eventos más importantes de la ciudad.

Viajes con Jorge Carrasco, destino Múnich, 4 de agosto