Las fuertes rachas de viento de levante están afectando principalmente a la Bahía y a Jerez, frente a las escasas incidencias menores que se han registrado en nuestra localidad. Así nos lo ha trasladado hoy en La Mañana de Radio Ubrique, el subinspector de zona en el Consorcio Provincial de Bomberos con sede en la localidad, Pepe Moreno, con quien hemos informado de las actuaciones de los últimos días.

La retirada de la rama de un árbol caído en la Plaza de la Estrella, de una persiana en una vivienda desocupada y de una antena doblada, han sido las únicas intervenciones derivadas del fuerte viento, que en Ubrique no ha llegado alcanzar la magnitud de otras zonas de la provincia. El responsable de los Bomberos estimaba rachas entre 70 y 80 kilómetro hora como máximo, frente a los 120 que se han observado en Jerez y Cádiz capital. Para hoy se espera alcanzar los 35 kilómetros por hora, sin embargo, la Agencia Estatal de Meteorología mantiene activados avisos naranjas por viento en la Campiña y Grazalema, con rachas máximas de 95 kilómetros, en cualquier caso el viento irá remitiendo hasta normalizarse en la tarde del sábado.

El sistema de emergencias andaluz, gestionaba  en la mañana y parte de la tarde de ayer a través del Centro de Coordinación de Emergencias, un total de 330 incidencias. Las más reseñables asociadas a personas que han resultado heridas tras ser golpeadas por elementos caídos a consecuencia del viento. Es por ello, por lo que desde el Parque Local de Bomberos se ofrecían recomendaciones ante el riesgo de vientos fuertes y con el objeto de prevenir o mitigar las posibles consecuencias negativas que pudieran ocasionar. Cerrar y asegurar puertas, ventanas y toldos, retirar macetas y todos aquellos objetos que puedan caer a la calle, son algunos de los consejos que nos ofrecía Pepe Moreno. Para viandantes alejarse de cornisas, muros, árboles o vallas publicitarias y tomar precauciones delante de edificios en construcción o mal estado, cuando el viento sople fuerte.

Con Pepe Moreno, hemos hablado además de la participación de los Bomberos de Ubrique en la  XXII Subida Ubrique-Benaocaz. Alrededor de una decena de efectivos y cuatro vehículos (entre ellos de rescate en accidentes de tráfico), conformarán el dispositivo integrado en el Plan de Seguridad de la Carrera. La localización de los vehículos permitirá cubrir el evento deportivo, situándose en meta y salida, así como a la población de Ubrique, con un tercer vehículo en la localidad y otro en el propio Parque.

La intervención de los Bomberos en la Subida viene determinada por el director de Carrera, que es quien en caso de accidente, solicita los medios necesarios. Durante los últimos años, las actuaciones han estado principalmente relacionadas con la limpieza de la carretera, debido al derrame de aceite y combustible.

Pepe Moreno, Subinspector de zona en el Consorcio Provincial de Bomberos con sede en Ubrique.