Efectivos del Grupo de Rescate en Montaña del Consorcio Provincial de Bomberos con sede en Ubrique protagonizaron en la tarde noche del pasado viernes un operativo para auxiliar a dos senderistas accidentados en la Sierra del Caillo, junto a la población de Villaluenga del Rosario, al caer desde unos 30 metros de altura por una pared vertical cercana a la Ermita del Calvario. Uno de ellos cayó al vacío, sufriendo graves heridas, que provocaron su fallecimiento cuando era conducido en ambulancia al hospital, mientras que su acompañante quedó atrapada en una cornisa durante la caída, a 20 metros de altura resultando herida.

La llamada de emergencia se producía en torno a las 19,30 horas, por parte de personas que estaban siendo testigos en la distancia de los gritos de petición de ayuda. Dada la gravedad de la situación, desde el principio se activó a todo el grupo de rescate, participando 8 bomberos del CBPC.

Los dos accidentados eran senderistas que confundieron el camino de vuelta a Villaluenga y que, al ver que se les echaba la noche encima, decidieron tomar un camino directo pero de gran peligro por ser muy estrecho y escarpado. Durante el descenso a pie, se supone que uno de ellos cayó, arrastrando a la otra persona en la caída.

Se trataba de un hombre de 48 años, natural de Jerez, y una mujer de 47 años de Cádiz. El varón se precipitó al vacío sufriendo heridas muy graves, mientras que en su caída la mujer quedó atrapada en una cornisa a unos 20 metros de altura, desde donde fue descendida con cuerdas.

Ambos fueron trasladados en camilla, desde la base del cortado hasta el punto en que se encontraba la ambulancia, durante una distancia de unos 700 metros con gran dificultad por lo escarpado del terremo y la presencia de piedras. La mujer fue trasladada al hospital de Villamartín con diversas heridas y en estado de hipotermia, mientras que el hombre falleció ya en la ambulancia debido a la gravedad de su situación.

El operativo finalizaba a las 23,30 horas con la llegada de los vehículos al Parque de Bomberos de Ubrique, por lo que gran parte del rescate debió realizarse ya sin luz diurna. Además de los 8 bomberos del GRM, colaboraron en el traslado 4 integrantes de la Guardia Civil de Ubrique y El Bosque, un Policía Local y dos ediles municipales de Villaluenga del Rosario, y sanitarios del Centro de Salud de Ubrique.

Carlos Chacón, jefe y portavoz del Grupo de Rescate en Montaña