Que la contemplación de la Naturaleza ayuda alcanzar un estado de laxitud no es algo nuevo, lo demuestran cada una de las composiciones artísticas de carácter bucólico que han inspirado a poetas y pintores. Sin embargo, está teoría tiene ahora una base científica, la aporta un estudio de  investigadores de la Universidad de Exeter, en Reino Unido, del Fondo Británico de Ornitología y de la Universidad de Queensland, Australia. El informe recientemente conocido a través de los medios de comunicación, asegura más concretamente, que la observación de las aves, mejora la salud mental y rebaja los niveles de estrés y ansiedad.

Aprovechando la noticia hoy en Cuaderno de Campo, el naturalista ubriqueño Manuel Canto, nos ha hablado de la provincia de Cádiz como un espacio privilegiado para la observación de las aves, al encontrase en un lugar de paso de aves migratorias.

Si queremos iniciarnos en está práctica, podemos recurrir a la guía de turismo ornitológico que ha editado en formato digital, la web de  Turismo de la Diputación de Cádiz. “Birding Cádiz”, es una publicación que recoge las aves que podemos encontrar en la provincia, en distintas localizaciones, Doñana, la Campiña Gaditana, la Bahía de Cádiz, la comarca de la Janda, el Estrecho de Gibraltar, los Alcornocales y la Sierra de Grazalema. De nuestro entorno nos ha hablado Canto en el programa de hoy, proponiendo como puntos de avistamientos, el Puerto de la de Palomas, el Salto del Cabrero o la calzada romana Ubrique-Beanocaz, entre otros lugares de especial interés ornitológico.

Además en Cuaderno de Campo, hemos hablado de una de las especies de reptiles más vivaces y “simpáticas” del mundo animal, las lagartijas, que en esta época del año podemos encontrarnos con frecuencia. Manuel Canto nos ha explicado el motivo y es que al igual que el resto de reptiles son especies de sangre fría, que necesitan de la temperatura medioambiental para poder subsistir, al no ser capaces de regular su propia temperatura, por lo que en invierno reducen su metabolismo entrando en un estado de aletargamiento.  La lagartija cenicienta, la ibérica, la colilarga o la coliroja, son algunas de las que podemos encontrar en nuestra zona, junto con el eslizón ibérico y tridáctilo, reptiles que con frecuencia podemos confundir con las lagartijas.

Entre las curiosidades, el comportamiento defensivo que presentan denominado autotomía y que es la facultad que muestran lagartijas y otros reptiles afines de automutilarse en caso de riesgo, desprendiéndose de la cola que sigue en movimiento, despistando así a depredadores y niños inquietos.

Cuaderno de Campo 30 de marzo