Toda una vida dedicada al arte en la piel, así podríamos definir la trayectoria del ubriqueño Luis Domínguez Rojas, que con la edad de 81 años ha decidido desprenderse de todo, “salvo del martillo y el cincel” como afirmaba él mismo en los micrófonos de Radio Ubrique.

Hoy en La Mañana hemos conversado con el artista ubriqueño, de sus creaciones artísticas talladas en piel y sobre todo del legado que dejará a todos los ubriqueños a través de la cesión de obras al Ayuntamiento de Ubrique.

El concejal de Cultura en el Ayuntamiento de Ubrique, José Manuel Fernández Rivera nos explicaba que las veintinueve obras, junto con cuatro floreros y una puerta forrada en piel, se podrán ver de manera permanente en la nueva sala del Convento de Capuchinos, sede del Museo de la Piel de Ubrique.

El valor en el mercado del trabajo donado supera los 600 mil euros, una cifra económica elevada, pero que no refleja el valor patrimonial que supondrá para los ubriqueños recibir este legado. Precisamente, “Legado a Ubrique” es la denominación que desde hoy tendrá el espacio habilitado para los trabajos donados por Domínguez Rojas. La sala se inaugura esta tarde a partir de las siete, en un acto que contará con la participación de diferentes representantes institucionales y los amigos del artistas. Todos ellos, rendirán homenaje a la trayectoria artística del ubriqueño.

Luis Domínguez Rojas, comenzó a los 16 años a trabajar la piel, con 21 se estableció por su cuenta e inició su andadura, primero en el repujado, después en el arte del tallado en piel, creando obras de artes que son demandadas internacionalmente. Ahora con sus 81 años sigue trabajando, porque todavía “me queda mucho por aprender y hacer”, cada mañana abre las puertas de su propio museo situado en la calle Hermanos Bohórquez Gómez, para recibir a turistas interesados y “ponerlos a trabajar en el tallado en piel”. Y no son pocas las veces que desde Turismo se conciertan visitas guiadas de tour operadores especializados para dar a conocer unas obras de arte, que muestran la herencia creativa que nos ha reportado nuestro principal motor económico. Una expresión artística que han heredado su hija Angelines y su nieta.

José Manuel Fernández Rivera, concejal de Festejos, Cultura, Turismo y Comunicación y Luis Domínguez Rojas en La Mañana de Radio Ubrique