Las exportaciones en el sector de la piel crecieron en 2015 en torno al 11 %, un incremento que una vez cerrado el año también se prevé para este 2016, según nos ha anunciado hoy en ‘La Mañana’ de Radio Ubrique el secretario general de la Asociación Española de Fabricantes de Marroquinería (Asefma), Fernando Gutiérrez, quien ha dado la enhorabuena a “Ubrique por seguir siendo el principal foco de producción y prestigio a nivel nacional”, representando aproximadamente el 45% de toda la actividad marroquinera del país, y el 90% de los artículos de piel en la gama de lujo.

El aumento de la producción se situó en 2015 en algo más del 1%, y se prevé que se multiplique en el ejercicio del 2016 hasta el 3,5 o 4%. Todo ello  gracias a las exportaciones y a pesar de un mercado interno que sigue estancado tanto por la menor renta disponible por parte de los consumidores como por la presión fiscal, según el responsable de Asefma, quien ha recordado además que ha desaparecido cerca del 30% de puntos de venta tradicionales de la industria marroquinera.

El 2016 nos deja un sector en el que creció el empleo, tanto directo como indirecto, también gracias al aumento del número de autónomos. Gutiérrez destaca que “se trata de una mano de obra con gran experiencia y capacidad que hay que mantener y cuidar”, y que “aunque el margen de beneficios sigue siendo corto a pesar de las exportaciones”, el crecimiento del sector debe llevar también a mejorar las condiciones laborales de los trabajadores.

Por su parte, el aumento de las  exportaciones sigue la tendencia de lo últimos años, puesto que ya desde 2011 a 2014 el incremento acumulado fue del 64,51%, y las convierte en el carro que está tirando de la producción marroquinera, sobre todo por el regreso de las grandes marcas, tal y como reconocen desde Asefma. Por este mismo motivo, Francia se sigue consolidando como el principal destino de las exportaciones marroquineras, seguido Italia, Portugal, Reino Unido, Alemania, Japón, México y Estados Unidos.

Fernando Gutiérrez ha destacado la progresiva mayor presencia en el mercado norteamericano precisamente por la dificultad que esto conlleva, y la aparición de pequeñas firmas que apuestan por el diseño y la fabricación en Ubrique que están dedicando toda su producción, en el segmento del lujo, al mercado estadounidense.

La creación de marcas propias sigue siendo uno de los principales retos del sector, si bien subrayó la creación de este tipo de empresas nacionales, pequeñas pero de gran calidad y con enorme prestigio fuera de nuestras fronteras.

El bolso sigue siendo el producto estrella del sector marroquinero, manteniéndose cada año el incremento de la gama alta y del lujo dentro de la producción total, con especial protagonismo en este segmento para Ubrique.

En relación a las previsiones futuras, desde Asefma se confía en “al menos 5 o 6 años de crecimiento” en un sector que vive un gran momento gracias a su consolidado y creciente prestigio, y que en 2017 todo apunta a que “la mejora de la economía nacional va a ayudar además a que mejore nuestra situación laboral y la producción”.

Fernando Gutiérrez, secretario general de Asefma