alquiler capturaHasta el próximo martes 2 de agosto Prouvisa, situada en el Ayuntamiento de Ubrique, estará tramitando las ayudas al alquiler destinadas a familias con ingresos limitados, que por tercer año consecutivo promueve la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía.

Del medio centenar de demandantes de información, se han tramitado un total de 15 expedientes, pero se espera ampliar está cifra, a tenor del volumen de solicitantes de la convocatoria pasada, donde se cursaron 48 peticiones de ayuda, siendo aprobadas 24.

La técnico en Prouvisa, Carmen Eugenia Carrasco, nos ha informado hoy en La Mañana de Radio Ubrique de este asunto, centrándose en las características de la línea de ayudas,  el perfil del beneficiario y el proceso de solicitud.

convocatoria_2016_rotatorioLas ayudas van dirigidas a contratos que no superen los 500 euros mensuales y permitirán subvencionar el 40% de la renta del alquiler de la vivienda. No obstante, en esta nueva convocatoria la subvención podrá alcanzar hasta el 80% del alquiler mensual para aquellas personas que acrediten estar en situación de especial vulnerabilidad por encontrarse en riesgo de exclusión social, por lo que se ha ampliado en 1,3 millones la dotación económica de estas ayudas hasta alcanzar un total de 16,3 millones de euros.

Al establecerse las ayudas, en régimen de concurrencia competitiva, se seleccionarán según la mayor valoración que se alcancen en función a los criterios prefijados en la convocatoria y hasta agotarse la inversión presupuestada. Tendrán prioridad por tanto, las familias numerosas, los que haya sufrido desahucios, los desempleados o los que se encuentren en situación de exclusión social.

Los solicitantes tendrán que ser los titulares del contrato y no superar unos ingresos calculados en función de los miembros de la unidad familiar,(fruto de la suma de los ingresos de todos, referidos al ejercicio 2014). Se tendrán en cuenta a todos los que compongan la unidad de convivencia del solicitante, debidamente empadronados en esa vivienda y no se podrá disponer de la titularidad ni un derecho de uso sobre alguna otra vivienda.

Aunque la convocatoria recoge que la ayuda se cierra el 5 de agosto, Prouvisa adelanta el plazo al 2 de agosto, para hacer llegar en mano a la Consejería, las solicitudes que se presenten con la documentación necesaria. El ciudadano puede no obstante, optar por tramitarlas personalmente de manera telemática.

Después de ser aceptadas las solicitudes, el procedimiento obliga a los demandantes a justificar el pago del alquiler. Aunque en principio el periodo de resolución se espera sea breve, si es cierto que en la actualidad aún no se ha ejecutado el pago, a los beneficiarios de la anterior convocatoria.

Carmen Eugenia Carrasco, técnico en Prouvisa