pielCCOO anuncia la convocatoria de una asamblea de trabajadores en el mes de septiembre para decidir las medidas a adoptar. Si no se aborda en la mesa negociadora la temporalidad de las contrataciones, los sindicatos advierten que llevarán el problema ante la Inspección Provincial de Trabajo.

Las reuniones de la mesa negociadora en torno al nuevo Convenio Colectivo de la Piel-Marroquinería, que se iniciaron el pasado mes de mayo, han quedado suspendidas. El secretario general de CCOO Industria en Cádiz, Jesús Serrano, nos informaba hoy en ‘La Mañana’ de la decisión de los sindicatos de no acudir al último encuentro previsto en este mes de julio, según explicaba “ante la ausencia de cualquier tipo de avance en las cuatro reuniones mantenidas hasta ahora”.

Serrano subrayó que los sindicatos siguen tendiendo la mano a la patronal para tratar las problemáticas del sector en el seno de la mesa negociadora, pero que si se niegan a abordar cuestiones como la temporalidad de las contrataciones, se verán obligados a trasladarlo a la Administración competente, como es el caso de la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social, para que lo regulen en función de lo que dice la ley.

Los tres ejes principales reivindicados por los sindicatos para este Convenio son una mayor estabilidad laboral, jornada anual de trabajo, y subida salarial según lo estipulado por los agentes sociales en el ámbito nacional. Jesús Serrano aseguró que en los dos últimos apartados no ha existido ningún tipo de avance, pero que en el caso de la excesiva temporalidad de la contratación los empresarios se niegan incluso a tocar el tema en la mesa negociadora.

piel ubriqueEl responsable sindical ha insistido en que no es lógico que en un sector consolidado con datos positivos como el marroquinero el 80 % de las contrataciones sigan siendo temporales, con trabajadores que llevan toda su vida en el mismo puesto y que siguen contando con contratos precarios y eventuales. Por eso precisó que la exigencia no es de que haya más contrataciones indefinidas, sino de que se cumpla la ley y estos trabajadores dispongan del contrato indefinido que les corresponde por su antigüedad.

En opinión de Serrano, los empresarios deben asumir que el sector ha dejado de ser artesano para convertirse en industrial, con todo lo que conlleva. Además, explicó que la completa regularización laboral de la actividad debe acometerse ya, antes de que lo impongan los propios clientes, que cada vez más exigen el cumplimiento de las normas de calidad o la trazabilidad del producto.

Los sindicatos anuncian, por tanto, un periodo para reflexionar después de las reuniones fallidas, y la convocatoria de una asamblea de trabajadores durante el mes de septiembre para conocer la opinión de los trabajadores al respecto. Desde CCOO se descarta totalmente barajar una plataforma de reivindicaciones a la baja “porque sólo estamos pidiendo lo que ya recoge la ley”, y por el momento tampoco se piensa en medidas de protesta. Eso sí, subrayan que ante la negativa de la patronal a negociar, trasladarán la situación de las contrataciones temporales ante la Inspección Provincial de Trabajo para que las examine.

Convenio vigente, a pesar de haber expirado el 31 de diciembre

piel-1El Convenio Colectivo de la Piel-Marroquinería expiró el pasado 31 de diciembre, sin embargo, Jesús Serrano ha señalado que, siguiendo sentencias judiciales precedentes, el último convenio firmado seguirá vigente hasta que se alcance un nuevo acuerdo. 

Comisiones Obreras, una vez reunido con los delegados sindicales del sector en Ubrique, decidía denunciar el convenio el pasado 29 de septiembre para propiciar la negociación de un nuevo documento, con el que pueda trasladarse también a los trabajadores el buen momento que vive el sector en los últimos ejercicios. El anterior convenio se firmó en 2012 con una vigencia de dos años, si bien fue prorrogado también durante el 2015.

El primer contacto con los empresarios tuvo lugar a principios del mes febrero, aunque sólo como punto de partida para programar próximas reuniones. Por su parte. CCOO celebró el 18 de febrero una asamblea de trabajadores con el objetivo de conocer sus prioridades en cuanto a mejoras de cara al convenio. Ya a principios de marzo, CC.OO y UGT  consensuaban la plataforma de reivindicaciones, y en mayo se constituía la mesa negociadora y se acordaba el calendario de reuniones. 

Jesús Serrano, secretario general de CCOO de Industria en Cádiz