videos-rabietas-ninos-L-gS9hISLa impulsividad  es la predisposición a reaccionar de forma inesperada, rápida, y desmedida ante una situación externa o estímulo interno, sin tener una reflexión previa ni tomar en cuenta las consecuencias que puedan provocar. En los niños existe un componente madurativo, por lo que es natural y evoluciona en función de la madurez del niño.

Cuando esa impulsividad se convierte en un problemas, es cuando hay que actuar sobre ella, tratando de controlar eso impulsos.

Hoy en la Consulta de Psicología Infantil y Juvenil de La Mañana, la psicopedagoga y logopeda, Lourdes Castro, nos ha indicado una serie de estrategias, que puestas en práctica, permitirán que los pequeños controlen sus impulsos sin reprimirlos. Enseñarles a identificar sus sentimientos, modificando el comportamiento inadecuado, es una de las pautas a tener en cuenta.

Consulta de Psicología Infantil y Juvenil 23 de mayo