Manuel CardenasEl proyecto de la futura variante de Ubrique, con años de retraso, así como el estado de las carreteras que rodean la localidad, serán los principales asuntos que se pongan sobre la mesa mañana en la reunión que tendrá lugar en Cádiz entre el delegado territorial de Fomento y Vivienda, Turismo y Comercio en Cádiz, Manuel Cárdenas Moreno, y una amplia representación de la Corporación Municipal que incluirá tanto al alcalde de Ubrique, Manuel Toro (PP), como a los portavoces de los distintos grupos políticos municipales (PSOE, PA e IU).

Un gesto con el que se pretende, según expresaba hoy en ‘La Mañana’ Manuel Toro, trasladar a la Consejería una postura de consenso desde Ubrique. En principio, la intención es conocer realmente cuál es la postura de la Junta de Andalucía sobre el proyecto de la variante.

El alcalde de Ubrique ha informado que en una reciente reunión con el delegado  de Obras Públicas, le manifestaron que el proyecto inicial valorado en 21 millones de euros y que incluía la construcción de un puente entre la zona de la Plaza de Las Palmeras y la Fuente de San Francisco había sido descartado tanto por su coste como porque, según se transmitía desde la localidad, no solucionaba los problemas de tráfico existentes.

La nueva propuesta, que se espera analizar con más detalle mañana, contempla  la continuación de la variante desde la parte posterior de la Plaza de las Palmeras hacia el Naranjal, y conectando con los polígonos industriales por su parte inferior, con un coste de 6 millones de euros y mayor utilidad para descongestionar el tráfico de Ubrique.

Manuel Toro, alcalde de Ubrique

Etiquetado en: